domingo, 22 de abril de 2012

MADABA Y MONTE NEBO JORDANIA

Viajar a Jordania es especial por muchas cosas, son miles de sensaciones que nos sobrecogen continuamente, envolviéndonos en un aro de misterio, aventura y misticismo. Mabada y el Monte Nebo son ejemplo de las sensaciones más fuertes que sentimos en este viaje en parte por la historia bíblica de este lugar.



























El monte Nebo es un pico de 817 metros situado en el oeste de la Jordania actual Jordania
l Monte Nebo se encuentra situado a pocos kilómetros de Ammán. Desde su cima podemos contemplar el Valle del Jordán, el Mar Muerto, el Desierto de Judea y la localidad de Jericó. En algunos  días claros si no hay bruma podemos ver  Jerusalem, Belén y el Lago Tiberias.
En el S.IV se construyó una iglesia, en el s.XX llegaron los Franciscanos, que son los que actualmente  conservan  la capilla, teniendo en cuenta que cuando se hicieron cargo  encontraron todo en ruinas y volviendo a edificar para conservar entre otros los  preciosos mosaicos de incalculable valor.
La leyenda  dice que aquí murió y está enterrado Moises.
El Papa Juan Pablo II en su peregrinación del año 2000 inició aquí su andadura y se plantó un olivo en su honor.












1 comentario:

el viajero impresionista dijo...

Jordania es la emoción de las antiguas piedras. Saludos